Ahora

¿Qué son estas madrugadas inciertas que se despiertan a primera hora con un número exacto?

Porcentajes, nuevos casos, nuevos adioses…

¿Por qué la incertidumbre nos domina y el caos nos atropella?

Estar en casa, la morada, el hogar, el refugio… ¿la nueva cárcel del siglo XXI?

La sobreinformación acelerada.

Pausa, inspira, exhala…

Todo esto acabará, pero no sabemos cómo ni cuándo.

Solo nos queda la esperanza y pensar que volveremos a reunirnos todos, eso sí, con las manos más gastadas y los brazos cargados de abrazos guardados.

Nos leemos y ya sabéis: #QuédateEnCasa

Lola Rivera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s